#RedesCulturales

Los creadores y profesionales de la cultura se benefician del intercambio de saberes y experiencias de muy diversas maneras: no solo les permite ensanchar sus horizontes creativos, sino que también les ayuda a insertarse en redes profesionales y mercados extranjeros. El contexto actual de la crisis de la COVID-19 ha reforzado la tendencia global del uso de internet y las nuevas tecnologías, lo que abre nuevos caminos para la colaboración, la producción y la distribución de la cultura. El proyecto CLIC promueve la participación de creadores y profesionales cubanos en circuitos europeos, a través de la formación, la promoción, el intercambio y la cocreación.

disconnected experiences

¿Cuáles son las experiencias de los artistas digitales en Cuba? ¿De qué forma adaptan las nuevas tecnologías a su contexto de creación? Conformado a través de una convocatoria abierta, el programa Disconnected Experiences recoge 6 ejemplos de proyectos y experiencias que aplican las nuevas tecnologías a la creación artística en Cuba. Con curaduría de Nestor Siré, Disconnected Experiences propone un acercamiento a experiencias

culturales y prácticas digitales que confluyen el espacio offline y online (virtual y físico) sin aparentes conflictos. Los trabajos y artistas seleccionados han participado en el Festival Ars Electronica, siendo esta la primera vez que un programa de curaduría de arte digital cubano participa en este importante festival de arte, tecnología y sociedad.



RÉQUIEM SIÁ KARÁ

El coreógrafo francés Radhouane El Meddeb, la coreógrafa española afincada en Cuba Susana Pous, la compañía que ésta dirige, Mi compañía, y el compositor italiano Matteo Franceschini, se han unido para crear esta reflexión íntima sobre la existencia que se presentará en Cuba y Europa durante el 2021.
“Requiem Siá Kará es una reflexión ‘instantánea’ sobre la vida y la muerte, un fotograma colectivo, un flashmob que se materializa mágicamente en un lugar público.

Ciudadanos, una multitud de individuos, anónimos, personas de todos los orígenes se encuentran y comparten sus preocupaciones, alegrías, dolores, miedos, esperanzas. Una reflexión sobre la esencia de la humanidad, un rito colectivo eterno, una reflexión sobre la inmortalidad, lo irreversible, una necesidad de suspensión, un alto; pero quizás también ligereza, libertad, donde por un momento podríamos superar nuestros miedos y dejarnos inspirar por una alegría de vivir, incluso por un breve descanso, para comprender el mundo de los vivos”.